Lulu vs Bubok (2)

Con algo de retraso debido mis responsabilidades académicas (o, menos rimbombante, preparación para septiembre), publico hoy la segunda parte de mi comparativa entre estos servicios de impresión bajo demanda.

En el primer post traté cuestiones de diseño y navegación, desde el punto de vista de quien se asoma por primera vez a estas webs. Hemos visto la página y curioseado un poco, ahora necesitamos más información.

Ayuda

Hemos escrito un libro, queremos publicarlo y no sabemos cómo, así que recurrimos a la ayuda oficial del servicio buscando respuestas.



Ambas tienen un formato del tipo preguntas frecuentes bastante cómodo aunque, en general, la ayuda de Lulu es muchísimo más completa y detallada, sin omitir detalles en los que Bubok tiende a ser esquivo como costes, lugares y plazos de envío, tipos de encuadernación, y prácticamente todo lo relacionado con el dinero. Recientemente han añadido una calculadora de costes y beneficios que solventa en parte este problema.

Otras veces nos encontramos con asombrosas similitudes (en cursiva las coincidencias):

En Lulu:

¿Necesito un ISBN?

Para hacer que tu trabajo se distribuya fuera de Lulu y entre en la cadena comercial de la industria del libro debes tener un ISBN. Esto incluye listarlo en Amazon y Barnes&Noble.com. Cada versión de un libro- pasta blanda, pasta dura, segunda edición-debe tener un ISBN diferente. Con un ISBN único para distinguir las distintas versiones de un libro, los clientes siempre estarán seguros de que están pidiendo la edición correcta.

Los ISBNs no son para publicaciones seriadas (revistas, boletines, etc.) Si estás publicando un producto de estas características (por ejemplo, un boletín literario mensual), considera la posibilidad de conseguir un ISSN (International Standard Serial Number). ISSNs son para medios impresos, electrónicos o material web que se produce de forma continuada y seriada. Tu título debe usar el mismo nombre con la excepción de los números de fascículos o aquellos en orden cronológicos. Por ejemplo, Boletín Lulu: Volumen 5, Edición 1. Para más información visita Puedo tener un ISBN para mi publicación periódica (revista, etc)?

Para más información sobre cómo obtener un ISBN, visita Preguntas frecuentes de distribución. Para más información sobre ISBNs y cómo funcionan, visita las Preguntas frecuentes de las Agencia de ISBN de los EEUU.

Si sólo tienes intención de vender tu trabajo a través de Lulu o simplemente para ti mismo, probablemente no necesites un ISBN.


En Bubok:
¿Es indispensable el ISBN?

Para hacer que tu trabajo se distribuya fuera de Bubok y entre en la cadena comercial de la industria del libro debes tener un ISBN. Esto incluye listarlo en Amazon y Barnes&Noble.com. Cada versión de un libro- pasta blanda, pasta dura, segunda edición-debe tener un ISBN diferente.

Con un ISBN único para distinguir las distintas versiones de un libro, los clientes siempre estarán seguros de que están pidiendo la edición correcta.

Los ISBNs no son para publicaciones seriadas (revistas, boletines, etc.) Si estás publicando un producto de estas características (por ejemplo, un boletín literario mensual), considera la posibilidad de conseguir un ISSN (International Standard Serial Number). ISSNs son para medios impresos, electrónicos o material web que se produce de forma continuada y seriada. Tu título debe usar el mismo nombre con la excepción de los números de fascículos o aquellos en orden cronológicos. Si sólo tienes intención de vender tu trabajo a través de Bubok o simplemente para ti mismo, probablemente no necesites un ISBN.


Y no es que tenga nada contra el copia-pega, pero ya podían haberlo disimulado un poquito o, al menos, mencionar las fuentes.

La pregunta no la he elegido al azar; mientras redactaba el post me enseñaron este decreto (obligatoriedad del ISBN) que me ha sumido en unas cuantas dudas sobre la exactitud legislativa del sistema que aún trato de aclarar.

Otro detalle bastante molesto es la imposibilidad de enlazar los contenidos que se presentan superpuestos en primer plano (método que, por lo visto, está de moda en el diseño web, Lulu también comienza a usarlo) o que las secciones enlazables no muestren la URL completa en la barra del navegador, teniendo que recurrir al menú contextual.

Mención aparte merece el vídeo introductorio de Bubok (visita virtual lo llaman, debe ser más cool) que, en menos de cinco minutos, muestra todo el proceso desde el registro hasta la publicación del libro. Una vez registrado, se dispone de otro vídeo sobre cómo personalizar nuestra zona de usuario, perfil público y tienda. Son un ejemplo a imitar de claridad y concisión.

Lulu tiene una demo que, como campaña publicitaria, puede estar muy bien pero, ayudar, lo que se dice ayudar, más bien poco.

Respecto a la cuestión idiomática, aunque Bubok dice ser un proyecto multicultural, deja claro quien es su público objetivo, pués la interfaz sólo está disponible en castellano (supongo que a la espera de ver cómo avanza el proyecto). Lulu, que parte de la situación contraria, originariamente sólo en inglés, dispone de traducción a cinco idiomas aunque de vez en cuando los enlaces de la ayuda española nos remiten a textos en inglés, hecho extraño pues dicha información ya existe en nuestro idioma

Para dudas concretas y casos particulares existen otros medios, cómo los foros de Lulu y su e-mail de soporte, donde responden con bastante rapidez, así como un chat de ayuda en vivo que, acostumbrada a consultar vía e-mail, aún no he probado pese a que las ventajas de este medio parecen evidentes.

En Bubok disponen también de e-mail y chat (utilizado una vez, con buenos resultados), pero no hay foros, cuya futura creación es más que probable. Mientras tanto el blog suple estas carencias; cajón de sastre donde se recogen consultas, sugerencias y opiniones varias mediante los comentarios. Recientemente han añadido también un manual en descarga gratuita basante completo.

Todo esto puede darnos una orientación sobre los pasos a seguir pero, como el caminar se demuestra andando, al final la mejor manera de aprender es registrarse y lanzarse a publicar nuestro primer proyecto...

Proceso de publicación

Antes de comenzar es necesario aclarar un fundamento de la impresión bajo demanda sintetizable en un dicho: tú te lo guisas, tú te lo comes. El archivo que uses como base para tu libro se verá impreso tal cual; corrección, maquetación, promoción, ilustraciones y portada corren de cuenta del autor, reconvertido en hombre-orquesta que hoy escribe, mañana monta un vídeo promocional y pasado administra una web dedicada a la obra.

Si bien es cierto que Bubok ofrece servicios profesionales de pago y Lulu reliza funciones de intermediario en su mercado de servicios (prácticamente inexistentes en español), para el novel que llega atraído por eso de publicar gratis y el cobro de comisiones mínimas por libro vendido (20% para el servicio / 80% para el autor), quizá lo mejor sea probar primero todas las opciones gratuitas, aunque supongan más esfuerzo, y comprobar después si realmente vale la pena dejarse el sueldo.

Pero vamos al trapo

Nota: Todos los ejemplos indicados hacen referencia a una prueba con un libro de tapa blanda, interior en blanco y negro, papel de 80 gramos, formato 15 x 21 cm (A5) y 68 páginas.

Aunque el orden varía ligeramente los pasos a seguir, incluso la estética, son prácticamente idénticos en los dos servicios, a saber:

  • Datos del proyecto: título, autor, isbn, etc...
  • Subir archivos
  • Encuadernación
  • Portada
  • Precio y licencia

Subir archivos

El talón de Aquiles de Lulu. Quizás pienses que transcribir un texto a ordenador, maquetarlo y subirlo a la red no puede ser muy complicado... ERROR, si eres mínimamente riguroso con tu trabajo y no quieres que se imprima cualquier cosa este paso puede convertirse en una pesadilla.

Por un lado está la cuestión del formato, en un principio sirven tanto Word como OpenOffice (no sé cómo irá la cosa con otros procesadores); que el texto quede bien o mal dependerá de tu habilidad y algo de sentido estético. A la hora de subirlo la cosa varía, el archivo que se imprimirá finalmente será un pdf y en el proceso de conversión tu preciosa maquetación puede cambiar sin que sepas muy bien porqué...

En Lulu existen dos opciones:

1-Subir el archivo en su formato original y que se convierta a pdf automáticamente: Esto va muy bien y es altamente recomendable siempre que uses tipografías comunes (Times New Roman, Arial, Garamond, etc...)

2-Subir directamente el pdf: Esto puede dar más de un dolor de cabeza a los no angloparlantes ya que la única orientación de la ayuda enlaza a un texto en inglés. Es necesario disponer de un conversor de pdf y configurar las opciones para que incruste las fuentes en el archivo, así como el formato de página adecuado.

En Bubok te lo ponen algo más fácil. El archivo hay que subirlo directamente en pdf de forma análoga a Lulu, pero lo explican paso a paso en el manual. Incluso si no has configurado el pdf con el formato de página adecuado, lo convierten por tí. Otra ventaja es la agilidad del proceso de carga: mientras subes el archivo puedes avanzar al siguiente paso e ir rellenando los datos.

En Lulu no puedes avanzar un paso sin haber cumplimentado el anterior, es más, si en algún momento quieres modificar algo ya hecho tendrás que repetir el proceso completo. Sólo por no tener que volver a revisarlo se te quitan las ganas de reparar esa pequeña errata que has notado justo al terminar.

Encuadernación



En Lulu existen cuatro tipos de encuadernación: pegado tapa blanda, tapa dura (con o sin sobrecubierta) grapado y anillado espiral, estos a su vez pueden combinarse con un amplio abanico de formatos (once en total) aunque las posibilidades quedan limitadas según el tipo de encuadernado específico y el número de páginas del libro (ver tabla). La impresión es en papel común y sólo disponen de otros especiales para determinadas publicaciones (álbumes de fotos p.e.).

Bubok no dispone de tapa dura y el número de formatos es más limitado (seis tamaños) pero, como contrapartida, tiene la ventaja de poder elegir el gramaje del papel (80, 90, 100 gramos y ahuesado) factor que puede ser determinante si vas a publicar una obra muy cargada de ilustraciones (por ejemplo un cómic a color) ya que el papel común transparenta bastante.

Nota: Aunque no voy a tratarlos en esta comparativa, indicar también que en Lulu existe la posibilidad de publicar álbumes de fotos, folletos, calendarios, pósters, obras de arte, CDs y DVDs.

Portada


Bienvenidos al maravilloso mundo del wizard de publicación de portadas. Llega usted a una nueva fuente de eternas alegrías y revisiones interminables.

En ambos servicios la cosa se materializa en tres vías:

  1. Portadas para dummies: Existe un limitadísimo número de portadas prediseñadas (las de Bubok algo menos feas, las básicas de Lulu parecen hechas con el paint por un niño de 8 años) que podemos emplear para no complicarnos la vida. Añadimos título, autor, sinopsis y ya está. Resultado: una portada igual que las de otros 1000 libros, texto sin justificar, imagen dudosa y ni una sola jaqueca.

  2. Portadas semi-personalizadas: En vez de una portada prediseñada puedes utilizar el wizard para subir imágenes de fondo y foto de autor (atención a las especificaciones para las imágenes), los textos pueden venir incluidos en la imagen o insertarse por el método anterior. Resultados: variables, un poco más abajo les narro mi triste experiencia personal.

  3. Portadas de una sola pieza: Para personas con conocimientos de edición de imágenes. Consiste en crear tú mismo la portada completa en una sóla imagen (texto incluido) siguiendo determinadas especificaciones de tamaño.

Mi experiencia personal:

No me gustan un pelo las portadas prediseñadas y, aunque estoy acostumbrada a manejar software vario, mis conocimientos de diseño andan bajo mínimos. Por estas razones me decanté por la segunda opción (subir imágenes) que, en apariencia, me daría una portada personalizada sin demasiado trabajo. Nuevo error.

Tras subir exactamente las mismas imágenes (cumpliendo los requisitos de resolución y variando el ancho x alto según los términos de cada servicio) el resultado fue radicalmente distinto:

En Lulu (estas imágenes las usé para mi blog de Lulu, por eso la pijada de la pluma y el tintero)



En Bubok



El título desplazado a la derecha, la imagen de contraportada desaparecida y la sinopsis cortada. En favor de Bubok sólo puedo decir que, tras escribirles quejándome amargamente sobre el gasto de dinero para semejante resultado, se ofrecieron a enviarme un nuevo ejemplar gratuitamente. Claro que también me dijeron que debía modificar el título para que no saliera desplazado (¿?), si el título lo pone automáticamente el wizard de publicación y su alineación no es modificable... ¿cómo se supone que debo arreglarlo?.

Lo gracioso es que poco tiempo después incluyeron la muy solicitada vista previa de portada, que muestra la imagen tal cual se va a imprimir, y no tenía ningún defecto.

No sé si esto es un caso personal de extremada mala suerte o algo generalizado, pero así es como me ocurrió y de ello dejo constancia. Ante este panorama no tengo intención de publicar hasta que sea capaz de hacer mi portada de una sóla pieza.

Si alguien se lo había preguntado esta es la razón (junto al muy feo tema de los gastos de envío, a tratar en otro post) por la que todavía no he publicado la versión impresa de Retazos en Bubok.

Precio y licencia


Costo de producción para un libro tapa blanda pegado, 15x21 cms, interior en B&N, 68 páginas, papel 80 grs:

  • Lulu: 4,74 euros
  • Bubok: 6.01 euros

Resulta curiosa la diferencia en los costes de producción, sobre todo teniendo en cuenta que para España tanto Lulu como Bubok imprimen y distribuyen sus libros a través de la misma empresa: Publidisa. Se ve que el segundo paga caro eso de ser novato. Estoy por pedirles un presupuesto como autónomo, a ver cuánto me cobran por libro.

Ganancias: En ambos casos las ganancias netas del autor resultan de restar al precio final de venta (establecido por el autor) el coste de producción y la comisión del servicio (20% de los beneficios totales).

Partiendo de un precio de venta al público de 9,58 euros (sin incluir gastos de envío) quedaría así (según la calculadora de costes)

  • Lulu:

    9,58 - 4,74 = 4,84 euros (beneficio bruto)
    4,84 - 0,97 (comisión)= 3,87 euros de beneficio neto por libro vendido

  • Bubok:

    9,58 - 6,01 = 3,57 euros (beneficio bruto)
    3,57 - 0,70 = 2,85 euros de beneficio neto por libro vendido


A partír de ahí que cada uno haga sus cuentas...





Respecto a la cuestión del copyright, el autor (siempre que sea dueño de los derechos claro) es libre de publicar donde le plazca y bajo la licencia que más le convenga, debidamente indicada en el libro.

Como no podía ser de otra manera, siendo quién es su creador, Lulu promueve indirectamente el uso de licencias Creative Commons y GNU/GPL, explicándolas, como una opción más del proceso de publicación (habilitada sólo para proyectos no privados) e incluyendo la búsqueda por licencia como un criterio más (de forma similar a como ya hace flickr). Aunque es una iniciativa muy loable, no siempre predican con el ejemplo.

Bubok, por desgracia, no hace ni una sola mención a las licencias libres, lo que no impide su uso.

Conclusiones parciales

De momento y por motivos evidentes, me quedo con Lulu, lo cual no quita para considerar Bubok como un buen medio de distribución complementaria, ya que puede llegar a un público diferente y, a mayor diversificación y presencia tengan nuestras obras en la red, más posibilidades de atraer nuevos lectores y compradores (aunque es un debate interesante éste de la [des]centralización que requiere reflexiones más profundas).

Por otra parte, aún quedan por analizar otros aspectos del servicio muy importantes para la visibilidad de nuestras obras, que iré publicando con calma (recomiendo suscribirse al feed para recibirlos cuando mi veleidoso afán de analista ataque de nuevo). Hay otras reflexiones y escritos que me gustaría compartir en este blog y llevo tiempo aplazando. A ellos me dedicaré las próximas semanas.

18 Comments:

MsNice said...

Tira más ver el libro que te llega a casa, y la verdad parece que Lulú en eso destaca.
Muchas gracias

JoSeK said...

Excelente post. La verdad que a mi siempre me ha parecido que Bubok es una copia de Lulú que apenas aporta nada nuevo, más que un diseño más "2.0". Se les echa de menos algo de "innovación" y diferenciación con respecto a Lulu.

Farándula said...

Josek

Es normal que Lulu sea la web de referencia y el sistema en sí es lo suficientemente bueno como para no necesitar demasiados cambios. El problema es que no han aprovechado para corregir algunas deficiencias de Lulu, ni ofrecer servicios añadidos y así erigirse como alternativa hispana de calidad. En lugar de eso se han centrado en promover los servicios de pago, donde parece estar el verdadero negocio.

PD: Muy interesante tu blog (¿esa plantilla es de wordpress?), me lo apunto al reader.

Msnice

En efecto, al final lo que cuenta es el libro que te llega a casa, por bien hecho que esté todo lo demás.
Un placer verte nuevamente por aquí

JoSeK said...

Me alegro que te parezca interesante mi blog :)

La plantilla es de una adaptación de una de Wordpress (Minyx 2.0 Lite para Wordpress) a Blogger (Minyx 2.0 para Blogger).

Bubok said...

Buenas tardes, Patricia.
Me llamo Lucía Llanos y trabajo en Bubok.
Hemos seguido las entradas comparativas que has escrito sobre Bubok y Lulú y queremos, cuanto menos, agradecerte tus palabras. En Bubok somos de la opinión de que "lo que no te mata, te hace más fuerte". Es por ello que aprovechamos cada crítica para crecer profesionalmente.
Si te parece bien, me gustaría ir comentando tus palabras siguiendo la misma estructura que tú has seguido, para no armarnos ningún lío.
Respecto al apartado AYUDA, hemos intentado empezar por las dudas más básicas pero siempre estamos ampliando, en función de las nuevas preguntas que van surgiendo. Hay información sobre cuánto tarda en llegar un envío, envíos internacionales, tipos de encuadernación, formas de cobro para los autores... y, para los costes, hemos incluído la calculadora.
Nos alegramos muchísimo de que te guste el vídeo explicativo de Bubok, nos ha parecido necesario para aquellos autores que, aunque son genios con la pluma, no dominan tan bien la informática. Actualmente estamos trabajando para seguir ese método con otros contenidos.
Como bien dices, de momento solo ofrecemos contenidos en castellano. Estamos en la versión Beta del proyecto, y aún queda mucho por mejorar, el tema de los idiomas está dentro de ese "mucho".
Agradezco tus buenas palabras hacia el chat y la ayuda vía e-mail. Estamos contentos de la alta participación con la que cuenta el blog, los autores interactúan entre ellos y se crean, a veces, debates sobre la entrada publicada.
Respecto a la encuadernación del libro, decidimos dar la opción de escoger entre tres papeles pensando precisamente en todos aquellos usuarios que quisieran publicar imágenes y/o fotografías.
En cuanto a las portadas, hemos diseñado un asistente lo más sencillo posible para que cualquiera pueda usarlo. Poco a poco iremos mejorando su funcionalidad. Si quieres, te invitamos a echarle un vistazo a la ayuda o a la Guía de publicación de Bubok (http://www.bubok.com/libros/2483/Como-publicar-en-Bubok) para hacer los diseños de portada de una sola pieza.

No ponemos ningún tipo de limitación con ningún tipo de licencia. Sin embargo, siempre que nos preguntan sobre los derechos de las obras intentamos dar a los usuarios una guía lo más personalizada posible para que sean ellos quienes decidan qué quieren hacer con su obra.
Esperamos que, dado que ya has publicado un libro en Bubok, tu experiencia no ha sido mala y cuando lo has necesitado te han tratado bien, te animes a seguir publicando con nosotros.

Me gustaría saber si te molestaría que nuestro servicio de atención al cliente se pusiera en contacto contigo para que nos comentes en qué cosas podemos mejorar

Un saludo y gracias por las molestias que te has tomado.

Anónimo said...

El ISBN es obligatorio. La ley no deja ninguna duda respecto a ello. Da lo mismo que el libro lo impriman en España o en ALfa Centauri. Lo que dice el amigo Rogrido Acevedo (en el mensaje del foro de Lulu) de que no es necesario el ISBN si es una impresión bajo demanda SE LO HA INVENTADO y la autora de este blog le pilló con la pregunta tan sencilla de "dónde dice eso". Fundamentalmente porque todas las impresiones del mundo son bajo demanda. ¿Qué pasa que "Los Pilares de la Tierra" se imprime por iniciativa propia de un ente abstracto? No. Se imprime por demanda de los clientes. Da lo mismo que dicha iniciativa parta de la propia editorial o nazca de un pedido concreto. De hecho, muchísimas editoriales trabajan con su propia producción bajo el mal llamado "impresión bajo demanda". La reducción de costes en la impresión digital lo permite. Es decir, que si reciben un gran pedido de "El Corte Inglés" (por ejemplo) lo meten a imprimir sólo para ese pedido. ¿Eso hace que no necesite un ISBN? Por supuesto que no. Por supuesto que también cualquier libro que se importe a España, venga de donde venga, debe tener su ISBN.

El Depósito Legal también es obligatorio.

Esto nos lleva a la otra gran mentira sobre Lulu y Bubok. La primera la he comentado en el post llamado "Adios Lulu". Esta "nueva" mentira es que Lulu y Bobok (y cualquier otra similar) no sean una editorial.

Pero amigos, sí que son editoriales, digan lo que digan. ¿Qué es una editorial? Pues una persona física o jurídica que coge el libro creado por otra persona (el autor), lo lleva al papel, lo vende y le da un porcentaje del beneficio al autor. Ni más ni menos. Está claro que eso es exactamente lo que hacen Lulu y Bubok.

Una autoedición auténtica sería que el autor fuera a una imprenta, se pagará el coste de la impresión, y el mismo repartiera los libros por las librerías o los pusiera a la venta en ebay o como quiera que lo hiciera. Pero eso no es lo que hacen Lulu y Bubok. ¿Quién acepta el libro del autor? Lulu y Bubok. ¿Quién se encarga de la impresión? Lulu y Bubok, aunque para ello contraten a otras empresas, como hacen casi todas las editoriales. ¿Quién lo pone a la venta? Lulu y Bubok. ¿De quién son las páginas web donde se venden? De Lulu y Bubok. ¿Quién cobra la venta? Lulu y Bubok directamente, incluso en este caso son ellas quienes cobran directamente, cuando las otras editoriales los venden mediante los distribuidores. ¿Quién se encarga del envío? Lulu y Bubok, mediante empresas de reparto, como cualquier editorial. ¿Quién se encarga de las devoluciones, errores de impresión...? Lulu y Bubok. Y sobre todo, lo más importante, es que Lulu y Bubok se quedan un margen sobre las ventas (aparte de ser obvio que sobre el supuesto precio de coste también llevan margen). En una auténtica autoedición la imprenta no se queda ningún margen sobre tus ventas.

Que en sus contratos de adhesión o miembro o como los quieran llamar le cambien el nombre a la realidad les va a dar lo mismo. En caso de que haya que ir a juicio lo pierden seguro.

Por tanto los autores que publiquen en Lulu y Bubok pueden estar tranquilos. El ISBN es responsabilidad de la editorial y el Depósito Legal de la imprenta. Por eso cuando alguien hizo una consulta al ISBN (como se dice en el foro de Lulu) le contestaron que la editorial es Lulu. La persona que consultó dice que en el ISBN están equivocados. No, no, no. Es esa persona la que está equivocada. Mejor dicho, es esa persona la que ha sido engañada por la web de Lulu y su marketing.

Así que si Lulu no quiere sacar el ISBN y el depósito legal de lo que publica es su problema y su responsabilidad.

Raúl Cabrera said...

Muy buen post, me ha aclarado muchas dudas, sobre todo respecto al ISBN. Respecto a los costos de produccion ayer lei un post de un usuario de Lulu que mencionaba que los costos habian aumentado un 60% y que esto provocaria una gran migracion hacia bubok. Yo estoy ansioso por publicar varios cosas que he escrito y me estoy documentando antes, y lo unico que me inquieta es como lograr tener el mismo resultado al publicar en varios de estos servicios a la vez, entiendo que esto se podria lograr si se suben portadas de una sola pieza, lo cual si uno es novel en esto me suena dificil.

en todo caso te felicito pues me ha ayudado mucho.

atte

Raúl

Farándula said...

Hola Raúl

Respecto al aumento de precios de Lulu, la cosa ha quedado de tal manera que publicar en Lulu o Bubok no supone diferencia. Los costes de producción son muy similares.

Luego viene la cuestión que no llegué a tratar en este post y que ha sido un motivo más, entre muchos otros, para descartar la impresión bajo demanda como una opción con auténtica viabilidad comercial: Los costes de envío. Comprar cualquier libro, incluso con la opción más económica (es decir, sin ninguna garantía de que te llegue), supone un mínimo de 10 euros en este concepto. Así que quien quisiera comprar mi libro (en tapa blanda, blanco y negro y con menos de 100 páginas) tendría que pagar cerca de 20 euros. Un robo a mano armada. No me quiero imaginar un libro de fotografías o uno de tapa dura...
Personalmente, hoy por hoy, y tras el trato recibido y las muy dudosas técnicas publicitarias de ambas empresas (el CEO de Bubok se dedicó a publicitar su empresa en los foros de Lulu sin decir quien era, por poner un ejemplo) no le recomiendo a nadie estas opciones.

Maria said...

Si lo que buscáis es autoeditar de verdad vuestro libro, sin distribución y sin comercialización, pero cobrando el 100% del libro y con una serie de servicios añadidos, como corrección del texto, diseño personalizado y web de autor, creo que os interesa esta pagina:

http://www.tsedi.com/autoeditores.html

Saludos:

María

El Arcano said...

Me he sentado a leer toda la información que has escrito y quiero agradecerla con este comentario porque es un trabajo concienzudo y completo que en pocos minutos deja al lector con muchas respuestas. Un saludo.

chispitas said...

Muchas gracias por la información a todos/as. El "detalle" de los gastos de envío es horrible y cambia mucho los números. Qué difícil es convertirse en ciudadana de la República de las Letras...

Besos,
Chispitas

Alejandro Moreno-Ramos said...

Excelente análisis, muchas gracias.

Jose Luis said...

Te felicito por el excelente artículo. Es justo lo que estaba buscando y me proporcionado mucha información de valor.

Por cierto que también estoy valorando la opción de Blurb, aunque no hay mucha diferencia con estos dos.

Saludos.

Edoryl said...

Gracias por tu información, me ha servido para decidirme cual voy a usar. Bastante completo y despeja muchas de mis dudas sin tener que pasarme horas distinguiendo las dos alternativas.

Un saludo

Javier said...

Oye, así por curiosidad, ¿vendiste muchos ejemplares del libro?

Carmen Rubio said...

Farándula, me gustaría saber si las ganancias que recibes de Lulu tienes que hacer algo con respecto a impuestos, pues imagino que ellos hacen las retenciones pertinentes. Es que al ser una empresa de USA me pregunto si tenemos algo que hacer fiscálmente o declarar en España o en aquel país. Ya me cuentas tú que has tenido relación con ellos.

Carmen Rubio said...

Desearía me aclarases, tú que has tenido relación con Lulu, si con respecto a las ganancias tienes que hacer algo tipo impuestos, pues es una empresa USA y lo del IVA, irpf... le quedará lejos. Qué nos corresponde hacer a los autores de Lulu. Gracias

Anónimo said...

Yo estoy trabajando con Lulú y estoy muy contenta, solo quería saber tu opinión del tiempo de entrega, ya que he hecho el primer pedido y ya va por 15 días, con el económico, o si debería haber escogido otro envío. También si cobras comisión por venta, ya que me pide un papel para Estados Unidos y no se que es. Son mis dudas, por favor conteste, gracias!!!!