¿Poeta o poetisa?

Es esta una pregunta frecuente, no exenta de intenciones psicoanalíticas, que suelen hacer a cualquier mujer que escriba poesía. Normalmente recibe una respuesta rápida sujeta a criterios variables.

La mía, por descarte, es poeta. No esperen motivaciones profundas ni sesudos argumentos filológicos, poetisa me suena cursi, ridículo, anticuado, cual musa vaporosa recién salida de Lesbos, cantando himnos a Afrodita. Estética sonora.

Dejando de lado discusiones inútiles sobre cual es más apropiada o representativa, no está de más echar un vistazo a lo que dice la academia:

poeta -tisa. ‘Persona que escribe poesía’. El femenino tradicional y más usado es poetisa [...] Modernamente se utiliza también la forma poeta como común en cuanto al género (el/la poeta; → género2, 1a y 3b)


Existe la creencia común de que la palabra poeta-ae es femenina por pertenecer a la primera declinación, pero no es así; aquellas palabras de origen griego que designaban oficios propios de varón eran masculinas en latín. Ejemplo de ello es nauta (navegante) que, al no poseer una forma específica para el femenino (supongo que por la escasez de marineras en aquella época), nos ha ahorrado agrias disputas sobre palabras como internauta.

Ya en el griego clásico existían dos términos para definir las profesiones según el sexo de quien la ejercía: ποιητης (poietés) para los hombres y ποιητρια (poiétria) para las mujeres, que pasaría al latín como poetria y, de forma tardía, poetissa.

Son todos estos buenos argumentos que obvian (a veces con una condescendencia inaudita en las formas) un hecho que diferencia poeta/poetisa de, por ejemplo, ingeniero/ingeniera: Hace tiempo que dejamos de pertenecer al imperio romano.

Dice el DPD sobre la formación del femenino en las profesiones:

b) Los que acaban en -a funcionan en su inmensa mayoría como comunes: el/la atleta, el/la cineasta, el/la guía, el/la logopeda, el/la terapeuta, el/la pediatra. En algunos casos, por razones etimológicas, el femenino presenta la terminación culta -isa: profetisa, papisa. En el caso de poeta, existen ambas posibilidades: la poeta/poetisa.

(Perfectamente comprensible lo de papisa, a ver quien tiene huevos de sentar a Mrs Potato en el trono de San Pedro).

Poeta sería entonces una aplicación reciente de la norma genérica del castellano mientras poetisa es la denominación tradicional que deriva directamente del latín, de ahí el regusto arcaico que me exaspera.

Resulta irónico saber que existen en nuestro idioma poetisas ñoñas y piratas aventureras porque antiguamente las primeras abundaban y las segundas no.

¿Poeta o poetisa? Cuestión de gustos supongo, militancias la justas. A mí sólo déjenme escribir tranquila.

6 Comments:

MsNice said...

yo contigo; poeta y mil veces prefiero mujer a fémina, y quien pronuncie esa palabra se está ganando una bofetada, al menos semántica.

Farándula said...

A mí fémina, supongo que por similitud con felina, me suena así como a gatita afilándose las uñas. Mujer es una palabra mucho más contundente, y si no prueba:

Fémina de armas tomar
Fémina muy fémina
¡Fémina tenías que ser! ;)
Féminas al borde de un ataque de nervios
Cuatro féminas y un destino

Vamos, que parece un chiste.

MsNice said...

desternillante, pero sobre todo no se puede discutir.

Roberto said...

interesante articulo,
siempre es grato encontrar una parte del cielo azul en este medio.
un saludo
roberto

Dzal said...

yo para incordiar, prefiero el término poetisa. Pero tambien es una vision masculina ya que no tendria que sufrir un polisilabo con un alto riesgo de ser cursi a algo que amas como es el arte de la poesia.
Poeta es más simple y aporta cierta ambiguedad al genero del artista y es igualment valido, pero puesto a decidir entre uno y otro, poetisa atrae la atencion sobre si mismo, como si fuera mas arcaico, inapropiado. Y eso particularmente me gusta, pero que cosa te diria algiiien que lleva reloj de bolsillo, escribe con pluma y si fumase, lo haria en pipa...

Farándula said...

pero que cosa te diria alguien que lleva reloj de bolsillo, escribe con pluma y si fumase, lo haria en pipa...

...se recorre las librerías en busca de texturas epistolares y, sobre todo, capa y bastón en ristre es capaz de ofuscarse a nivel tres con una farola xD, que si Tim Burton te hubiera conocido otro gallo le cantaría a Jonhy Deep...

No, en serio, si yo también escribo a pluma y hace poco me compré una moleskine. A mí me encanta la estética del XIX, pero la de los hombres. Si yo hiciera lo que tú, siendo consecuente, en vez de reloj de bolsillo llevaría enaguas y corpiño y, en vez de pluma, agujas para bordar.

Ya puestos a reencarnarse en personalidades ajenas, me quedo con la princesa de Éboli antes que con la Dickinson.