Ficha de lectura: Tormento y el lenguaje de la telenovela

Sigo cual hormiguita dejando caer mis fichas de lectura que, por su contenido, parecen más bien críticas o reseñas, con uso indiscriminado de la primera persona y, aún más inquietante, un estilo sospechosamente similar al de un post. Sinceramente, lo prefiero así, si tuviera que hacer el típico resumen académico (antecedentes, tema, sinopsis, estructura, tipologías, figuras, opinión) mataría de aburrimiento al personal, yo incluida, amen de no aportar cosecha propia al análisis. Para hacer esquemitas y copiar contraportadas me hubiera quedado en el instituto.

Pero metámonos en materia. La novelita en cuestión es Tormento, de Benito Pérez Galdós y adelanto ya que no me ha gustado nada, pero nada, nada. No por falta de interés que, una tiene su corazoncito, es difícil permanecer impasible ante las desgracias de Amparito, tan pobre, tan guapa, tan honrada ella, ni los tejemanejes de Rosalía Bringas, mala, malísima, vamos, una pécora con todas las letras.

El libro te atrapa, como el infarto de miocardio del vecino del cuarto izquierda y las discusiones de pareja a voz en grito del tercero, con esa curiosidad malsana por el dolor ajeno que, como a los tontos, nos consuela. Atrapa pero no permanece ni llama a una segunda lectura. Es, por tanto, prescindible.

Para los que, tras esta alentadora opinión, aún quieran saber algo más del tema, dejo aquí la previsualización del documento en el que analizo algunas características que comparte con la telenovela rosa. Al final del post se encuentran los enlaces a descarga en pdf y texto plano, así como a la previsualización para los suscriptores del feed.








0 Comments: