Adiós Lulu

Analizando las estadísticas de este blog he comprobado que mucha gente sigue visitándolo con motivo de la inconclusa serie de Lulu vs Bubok que tuvo cierta repercusión en la blogosfera merced a sendas reseñas en Pjorge y Error500.

Se preguntarán que ha pasado con la continuación prometida y lamentablemente debo decir que no la habrá. ¿La razón? Confieso que al principio me pudo la pereza y falta de tiempo, pues andaba metida en otros proyectos, pero lo que iba a ser un simple retraso en la publicación ha derivado en la determinación de no continuar, ni con la comparativa ni con Lulu.

Doy breve cuenta de las razones mi cabreo para no aburrir al personal con mis problemas:

Hace cosa de un mes un amigo escribió la novelización de una partida de rol que yo me encargué de corregir, maquetar y subir Lulu. La novelita en cuestión iba a ser el regalo de bodas del personaje protagonista de la historia, por lo que necesitábamos el libro para una fecha muy concreta.

Como el tiempo se nos echaba encima, a una semana de la boda hicimos un pedido urgente con unos costes adicionales de 14 euros. Varios días después, viendo que teníamos la mala suerte de que el libro iba a tardar el tiempo máximo de impresión estimado (5 días, terminándose un viernes, por lo que no se envió hasta el lunes), hicimos un pedido supermegarrápido por 80 euracos adicionales, bajo la promesa de enviarlo el mismo día.

Hasta aquí todo más o menos bien, el libro se imprimió y salió el mismo día pero, tachán, se imprimió ¡en EEUU! (Lulu tiene una imprenta en Sevilla), pasando después por Alemania y Barcelona antes de llegar a Valencia. Total, tardó, contando fin de semana por medio, 5 días. Aquí está el registro de la ruta turística del librito, que no llegó a la boda.



Resumiendo: exigí la devolución de los 80 euros de gastos de envío del segundo pedido y, tras un largo intercambio de mensajes, básicamente me dijeron que ellos lo habían hecho todo muy bien y que me quejaba de vicio.

Si a esto le añadimos que ahora Lulu, amparándose en la crisis económica, va a realizar una subida de precios espectacular en los costes de impresión (hasta del 56%) comprenderán que no tenga muchas ganas de seguir dándoles bombo.
Curiosamente, esta subida afecta fundamentalmente a los libros impresos en Europa, además de imposibilitar competir con la edición tradicional. Un usuario de Lulu lo explica muy bien en los foros (donde, por cierto, están que trinan con el tema):

La filosofía de Lulú es en teoría ofrecer a los autores la manera de poner a la venta sus obras sin coste alguno, gracias a un sistema de impresión bajo demanda. Sin embargo, un auténtico escritor, desde mi punto de vista, lo que busca por encima de cualquier otra consideración es que sus obras sean leídas. De nada nos sirve que nuestros libros sean impresos bajo demanda, si dicha demanda no existe por un precio que se sale del mercado.

La gran baza de Lulú es que por primera vez acercaba (aunque no alcanzaba) los precios a los de la impresión convencinal y permitía impresión bajo demanda a precios asequibles.

Ahora esa baza desaparece por completo, al situarse los precios de venta, aún renunciando el escritor a todos sus beneficios, en un nível muy superior al de mercado (cuando hablo de precio de venta me refiero al precio final incluido el envío). ¿Quién comprará un libro de fantasía de un autor desconocido a 25 o 30 € en Amazón si al lado tiene el último volumen de Harry Potter a 15€?

Creo que Lulú con esta medida renuncia a un sector del mercado, la edición profesional, y se sitúa ya totalmente en el sector de la autoedición particular (el autor publica para tener un ejemplar para si mismo pero no para vender su obra) y en la edición puramente digital (sin soporte en papel)


Como ya dije en su momento Lulu tiene las mejores condiciones de calidad, sencillez y, hasta ahora, precio del mercado. Pero si somos capaces de montar en cólera cada vez que el telepizza te trae un pedido con retraso, ¿por qué se lo tenemos que consentir a una empresa internacional que además gana dinero con los usuarios de sus servicios?

Tal vez sea una exagerada o una radical, tal vez a Lulu le importe un pimiento perderme como autora, pero me da igual.

Va a ser hora de empezar a probar, pese al inglés, con otras opciones.

14 Comments:

Moisés said...

Una situación complicada. En un principio me decanté por Bubok, por ser española y tener un proceso de compra claro y sencillo, dos cosas que aquí dan mucha confianza (el proceso de compra de Lulu para el novato es terrorífico). Luego vi, sin embargo, que Lulu era más barata en la producción, y también en los gastos de envío (como debes saber, Bubok clava a los canarios 11 euros por libro, y no abaratan al 2º, sino al 2º, cosa inexplicable siendo española y Lulu no, y no es más puntual).

Y ahora me encuentro con esto. Imagino que terminaré publicando en Bubok para los demás y los ejemplares que quiera para mí los pediré directamente a Publidisa (quien imprime para Bubok y Lulu aquí) como particular, que se puede, y es mucho más barato.

Malos tiempos para la impresión bajo demanda, ciertamente :(

Moisés said...

Corrección del comentario anterior:

y no abaratan al 2º, sino al 2º

sino al tercero, quería decir.

Farándula said...

Moisés

Con Bubok tuve muchos problemas con el wizard de creación de portadas y ahora estoy a tortas con el Gimp a ver si consigo hacer la portada de una sola pieza con las características adecuadas. Al menos su trato ha sido mucho mejor que el de Lulu, incluso me llamaron antes de enviar el libro para decirme que la maquetación no tenía las medidas correctas.

Respecto a los gastos de envío Bubok en su primer mes de vida cobraba sólo 2 euros por envíos a Canarias (tengo una factura que lo prueba). Pregunté si era un error y me confirmaron que los precios estaban bien.

Luego lo subieron de un día para otro y cuando pregunté me respondieron que eso era cosa de la empresa de mensajería...

Yo no sé muy bien que hacer ahora, por precios no veo viable ninguna de las dos opciones.

Así está el patio

Anónimo said...

Esto se veía venir y no será la última vez.

Yo me hice una hoja de Excel para calcular cuál sería el precio de coste en Lulu del mismo libro según el formato elegido. Por supuesto esta hoja calcula la variación que habría en el nº de páginas. Os ofrezco los resultados.

Supongamos un libro que ocupe 200 páginas en A4 (equivalente a unas 364 en 6x9). Este libro antes costaba 8.53€ en A4 y 8,69€ en 8,5x11. En otros tamaños oscilaba entre los 10,19€ del formato "Cuadrado 8" y los 11,81€ en 6x9. Dejo aparte los precios prohibitivos del formato bolsillo (22,37€) y del formato A5 (15.36€).

Como consecuencia, casi todos los autores "literarios" escogían el formato 6x9 o el Royal (el precio de coste es casi el mismo), porque queda rara una novela en A4. En cambio los autores "técnicos" (manuales, libros de universidad) escogían el A4 o el 8x5x11, porque eran los más baratos y, como consecuencia, los que les permitían un margen mayor.

Después de la subida, el mismo libro pasa a costar 12,24€ en A4 y 18,81€ en 6x9. Incrementos del 43,5% y del 59,3% respectivamente. En los formatos similares la subida ha sido más o menos la misma. Resumiendo, los formatos "grandes" han subido un 45% y los dos pequeños habituales han subido un 60%. ¿Por qué han subido más el 6x9 y el Royal? Obvio: porque son los formatos más usados por los autores de Lulu.

Y esto nos lleva de cabeza al gran cuento de Lulu, a la gran mentira, incluso apoyada por los autores "hooligans" de Lulu, que los hay, y muchos en su foro. El gran cuento es que Lulu tenga clientes. La gran mentira es que haya gente que entra en Lulu, busca una novela escrita por no sé sabe quién y la compra.

¿Os imagináis a la editorial Planeta subiendo sus libros un 60% de un día para otro? Eso no es posible, porque sería tirar piedras sobre su tejado. Entonces, ¿por qué Lulu tira piedras contra su tejado? PORQUE SU TEJADO NO ES EL QUE DICEN EN SU WEB. Es decir, que su negocio no es la venta de libros a los lectores. SU NEGOCIO ES LA VENTA DE LIBROS A SUS AUTORES. Así de sencillo. Explotan las esperanzas de los autores nóveles, exactamente lo mismo que han hecho otras cientos de editoriales a lo largo de cientos de años. Por eso Lulu se permite subir sus precios un 60%, porque quizás el 95% de sus ventas (y seguramente me quede corto) son autocompras que se hacen sus autores, para sí mismos, para regalarlas, o con la vana ilusión de que si dejan 10 copias en la librería de su barrio las van a vender, cuando la realidad es que se las van a comer con patatas.

Es penoso ver mensajes en el foro de Lulu en el que algunos autores cuentan que después de empezar en Lulu han saltado al mundo editorial, cuando la realidad, sencilla de descubrir, es que se han pagado su edición. Es patético ver a gente con el coco tan comido que habla de lo mucho que venden cuando la realidad, fácil de descubrir, es que basta vender 50 libros para estar en el top 10 de superventas de Lulu.

Por eso publico esto en este blog, que se acabará constituyendo en el único sitio que dice las verdades del barquero sobre Lulu y Bubok (el mismo perro con distinto collar).

Lulu y Bubok no son más que una gran campaña de marketing para captar clientes (como todas las campañas) pero hecha de forma que el cliente no se da cuenta de que es el cliente. Se le hace creer que es "empresario", que va a ganar dinero sin trabajar. El cliente de Lulu y de Bubok son los autores, pero ellos no lo saben, mejor dicho la mayoría no lo sabe, pero gente como la autora de este blog se ha dado cuenta y por eso ha abandonado Lulu. ¿Os suena esto? ¿Recordáis empresas como Amway? Miles de personas se apuntaron a Amway, y también tenía autéticos "fans", con la vana ilusión de hacerse ricos sin trabajar. Incluso así lo exponían en sus presentaciones. La realidad era que la gran mayoría de las ventas de champús, geles, jabones y otras gilipolleces las compraban los propios "captados" por Amway o se las vendían a la familia. Creían que era una forma de empezar, y que luego irían aumentando su red. ¿Quién gana? Amway. ¿Os suena? Los autores se creen que promocionando su libro de forma personal van a vender una escoba. Eso es mentira. Cuanto antes lo asuman antes dejarán de gastar dinero en presentaciones y en compras a Lulu. ¿Quién gana? Lulu y Bubok.

Moisés said...

Crear una sola portada tiene su miga, y por experiencia te digo que mejor la hagas cuando tengas la versión definitiva del libro. Porque luego si cambias el número de páginas, hay que cambiar también el tamaño de la cubierta guardando las proporciones, y es un poco lioso.

No sé hasta qué punto estas familiarizada con Gimp, pero yo uso el siguiente truco para hacer una portada única:

Crea una imagen en blanco con el tamaño en píxels de la portada única. Luego, entra en la opción de subir la portada por piezas, y fíjate en qué tamaño tienen la cubierta o la contracubierta por separado (miden lo mismo). De nuevo en Gimp, crea otra imagen con esas medidas, de color negro para diferenciar, y pégala en la que creaste antes con las medidas de portada única (mucho más grande, claro), y encájala la izquierda (con zoom a ser posible, para que sea a la perfección). Pega otra copia y arrímala a la derecha. Ambas son la cubierta y contracubierta, y el espacio en blanco que hay entre ambas, el lomo, ¡y ya tienes las proporciones! Haz tu portada en una capa superior, y podrás transparentarla en cualquier momento cambiando la opacidad para ver dónde caen los elementos de la imagen.

Espero que te sirva de ayuda, un saludo.

Farándula said...

Moisés

Gracias por tus consejos, yo lo que hice fue descargar la plantilla de Bubok y poner unas guías a un centímetro de los márgenes y otras dos en el centro para el lomo, dejé el fondo negro y posteriormente inserté las imágenes y texto ajustándolas a las guias. El problema fue que las medidas de las guías en Gimp tenía que ponerlas en píxels y al hacer la conversión a centímetros no tuve en cuenta que varían según la resolución ni que debía dejar 3 cms y no 1 como yo pensaba. La verdad es que esto del diseño gráfico es un mundo.

Anónimo

Estoy de acuerdo contigo en mucho de lo que dices, pero creo que sí que hay gente que vende en Lulu y saca beneficios, aunque sean pocos. Otra cosa es la actitud "corporativista" de algunos hacia Lulu, como si fuera una especie de ONG o partido político y no una empresa que participa de sus beneficios.

Lo que más me ha molestado es el argumento de los "costes de producción" y el "sólo ganamos si tú ganas". Parece claro que ahí están sacando tajada. Me molesta sobre todo porque me lo creí, tal vez por la simpatía natural que me provocaba saber que esto tenía su origen en gente del software libre, tal vez por el mismo motivo por el que me creo el lema de google, don´t be evil, tal vez por ilusa.

Pero también está claro que, hoy por hoy, la impresión bajo demanda (hay muchas más empresas además de Lulu y Bubok, por ejemplo Booksurge o Authorcrossing) sigue siendo la única opción para los que queremos publicar sin hacer la romería editorial en busca de un contrato miserable ni pagar por autoeditarnos el ego.

JoSeK said...

Anónimo, hay que ver también el que herramientas como Lulú permiten y potencian la autoedición que, independientemente de sus fines (que solo el autor compre los libros, que los use para regalar, o que se repartan entre los amigos), es una gran ventaja con respecto a tener que buscarte una editorial en condiciones.

Por otra parte, conozco bastante gente que está sacando dinero con Lulú (y en otros sitios también) y, de hecho, gente como Rodolfo Carpintier, se han decantado por distribuir sus libros de forma digital en estas plataformas en lugar de seguir un modelo más tradicional.

Anónimo said...

A Anónimo le diría que tiene razón. Que muchas personas que publican en Lulu o en Bubok realmente se creen que son ya autores y que acaban de entrar en el mundo editorial. Por supuesto es una forma muy inocente de ver el tema pero ya se sabe que en la vida hay que tener un hijo, plantar un árbol y publicar un libro.
Desde este punto de vista considero que tanto Lulu como Bubok si ofrecen un gran servicio. Tener la opción de autopublicar tu propio libro de una forma bastante profesional por sólo unos euros era algo impensable hace algunos años.
La autoedición ha existido desde siempre sólo que antes hacían falta unos miles de euros y ahora como digo sólo unos euros.
Otra cosa es que alguien considere que se va a convertir en el nuevo Ruiz Zafón o la nueva Rowling.
De la misma forma, también hay mucha gente que juega a la lotería primitiva e incluso algunos piensan que le va a tocar.....
Publicar tu propio libro aunque sea para vender unos cuantos o regalarlos a tus familiares es mucho mejor inversión que jugar a la lotería primitiva y seguramente más barato.

Anónimo said...

A Anónimo le diría que tiene razón. Que muchas personas que publican en Lulu o en Bubok realmente se creen que son ya autores y que acaban de entrar en el mundo editorial. Por supuesto es una forma muy inocente de ver el tema pero ya se sabe que en la vida hay que tener un hijo, plantar un árbol y publicar un libro.
Desde este punto de vista considero que tanto Lulu como Bubok si ofrecen un gran servicio. Tener la opción de autopublicar tu propio libro de una forma bastante profesional por sólo unos euros era algo impensable hace algunos años.
La autoedición ha existido desde siempre sólo que antes hacían falta unos miles de euros y ahora como digo sólo unos euros.
Otra cosa es que alguien considere que se va a convertir en el nuevo Ruiz Zafón o la nueva Rowling.
De la misma forma, también hay mucha gente que juega a la lotería primitiva e incluso algunos piensan que le va a tocar.....
Publicar tu propio libro aunque sea para vender unos cuantos o regalarlos a tus familiares es mucho mejor inversión que jugar a la lotería primitiva y seguramente más barato.

planseldon said...

Estoy de acuerdo en que el negocio de lulu es "vender libros a sus autores", pero me parece lícito, y no creo que jueguen con las esperanzas de nadie. Hay que ser muy ilusos para pensar que publicando en lulu vas a ganar dinero o convertirte en "best seller".

Sin embargo es una herramienta utilísima para aficionados que quieren poder ver publicado su libro y de otra forma no podrían -o les costaría muchísimo-.

Un grupo de amigos aficionados a las aventuras de texto llevamos ya 4 números de nuestra revista publicados en Lulú y estamos contentísimos. El resultado es absolutamente profesional (hay que decir también que tenemos gente que son profesionales de la maquetación, claro y eso se nota). Es cierto que lo de los gastos de envío son un rollo pero ¿habéis intentado mandar un libro por correo últimamente? Las tarifas postales se han puesto terroríficas, y de eso no tiene la culpa Lulu.

Por cierto, nuestra revista no sé donde la imprimen, pero tarda menos de 10 días en llegar desde que se pide, y todos los socios del club estamos que saltamos de alegría. Si tuviesemos que hacerla "a la antigua usanza" (fanzine fotocopiado", ni de coña conseguiríamos algo tan logrado.

Otra cosa que me gusta de Lulu: los paquetes están perfectamente acolchados y protegidos, de forma que el material no se estropea nada.

Ahora yo he publicado con lulu un librito de poesía: precio 6€+5 de gastos de envío. Me parece bastante razonable. Cuando me tenga el librito en papel que espero que sea en una semana (aunque no lo veré hasta la vuelta de vacaciones), os cuento.

Os dejo los enlaces a la publicación de que hablo por si tenéis curiosidad. No es publicidad que conste, aunque si alguien se anima a comprarnos una... :D

Revista SPAC

Farándula said...

Planseldon

Me alegra saber que pasas por mi blog.

Respecto a tus comentarios

Estoy de acuerdo en que el negocio de lulu es "vender libros a sus autores", pero me parece lícito, y no creo que jueguen con las esperanzas de nadie

No, no es lícito. Ellos dicen claramente en sus FAQ que sólo ganan por libro vendido, en caso de que haya establecidos unos beneficios para el autor, de los que se descuenta un 20%. Yo a eso lo llamo engañar. Si quieren sacar beneficios de los supuestos costes de producción me parece muy bien, pero que lo digan claro.

Ahora yo he publicado con lulu un librito de poesía: precio 6€+5 de gastos de envío. Me parece bastante razonable

Estamos hablando de un libro de poesía de 37 páginas. Cualquier novela ronda las 200 páginas y el coste sube considerablemente. Si además tienes contratado un paquete de distribución, para poder estar en Amazon te suben 3 euros más de margen.

Respecto a los gastos de envío, he hecho la prueba con tu libro y la tarifa más económica es de 5,67 (sin seguimiento, así que si se pierde te aguantas). La siguiente sube a 8,78 euros.

Si hablamos ya de la querida tarifa "supermegarrápida", que fue la que usé en el caso que cuento en el post, cuesta ahora 129,51 euros y dice, literalmente

Se envía hoy para entrega día siguiente

Esto, otra vez, es mentira, a mí no me llegó al día siguiente, ni siquiera lo enviaron desde España, como tocaba. Cuando reclamé me mandaron a freír monas y en los foros me dejaron poco menos que de histérica.

Tu experiencia puede haber sido buena hasta la fecha pero el trato que yo he recibido ha sido penoso.

Para los casos que comentas, como un fanzine, puede ser una herramienta útil, aunque también podrías recurrir a una imprenta, que realiza un servicio similar, o a MagCloud, sitio especializado en revistas bajo demanda o, ya puestos a Publidisa directamente, a lo mejor hasta te ahorras dinero.

planseldon said...

Me acaba de llegar el primer libro. Todo perfecto. Sólo voy a corregir algún detalle mínimo y después encargaré un par de docenas para regalar :D

Está claro que el servicio podría ser mejor, pero eso es así con cualquier empresa de cualquier tipo. Yo, mientrassiga satisfecho, tampoco voy a cambiar.

Lo de que no digan claramente que van a sacar beneficio de los costes de producción.... eso se llama márketin. Mucha ética le pides tú a las empresas, Patricia. Ojalá pudiera yo contratar una linea ADSL (por ejemplo), con una compañía telefónica que no se dedique a robarme a manos llenas, o llenar el tanque de gasolina sin preguntarme por qué diablos si el precio del petroleo ha bajado un 40% en las últimas semanas, el litro de gasolina sigue valiendo casi lo mismo... El mercado es así de cabrón, y no nos queda otra que tragar, porque ni puedes dejar de tener ADSL ni de llenar el depósiti, ni -en este caso- de publicar tu librito. Bueno, sí puedes, pero al final el que sale perdiendo vas a ser tú.

Y lo de publicar con una imprenta ¿por Dios, en qué siglo vives? El tiempo es dinero: no sé si con una imprenta me saldría más caro o más barato, pero sí sé que para publicar mi librito en lulu no tardé ni una hora, y todo desde mi casa ¿cuánto tiempo tendría que dedicar para hacer lo mismo en una imprenta? No quiero ni pensarlo.

De todas formas, te sigo, y si descubres algúna empresa que haga lo mismo pero mejor y más barato... cuenta, cuenta :D

Oscar Fortuna / Imaginante Editorial said...

Hola a todos: yo hace un par de años trabajo con lulu, y todo iba bien, pero este año las cosas van de mal en peor: hace de febrero q estoy esperando que depositen pagos de mis servicios realizados y cobrados por ellos, y ya estamos en junio y no recibí ningún cheque. por eso les recomiendo que no realicen ningún movimiento hasta tanto lulu vuelva a ofrecer sus servicios normalmente (si es que esto pasa, ojalá suceda). suerte, y saludos,

Juanba said...

Moisés, respecto a lo de que te claven 11 euros por ser canario, ¿te has fijado si te los clavan en lulu también?
Lo digo porque tambien vivo en Canarias desde hace 6 años y hay mercancía que me llega con gastos de DUA pero no es cosa de la empresa que envía sino de la aduana canaria. (6 años y sigo sin entender porque nos cobran lo mismo venga de Sevilla que de Helsinki, si es España es España , en fin....)