Poesía y coordenadas de Gauss

Un poeta que sepa lo que son las coordenadas de Gauss tiene más probabilidades de escribir un buen soneto de amor que un poeta que no lo sepa. No hay en esto más que una paradoja aparente. Un poeta que se dio al trabajo de interesarse por una dificultad matemática tiene en sí el instinto de la curiosidad intelectual, y quien tiene en sí el instinto de la curiosidad intelectual recogió por cierto, en el decurso de su experiencia de la vida, pormenores del amor y del sentimiento superiores a los que podría haber recogido quien no es capaz de interesarse sino por el curso normal de la vida que lo afecta: el comedero del oficio y la correa de la sumisión. Uno está más vivo que el otro por lo menos como poeta: de ahí la relación sutil entre las coordenadas de Gauss y la Amaryllis del momento.





Y esto es cuanto tengo que añadir a la iniciativa de Irreductible sobre el recorte del presupuesto para ciencia.

Recordar también, vista la tónica de los posts que he leído hasta la fecha, que la tecnología es el resultado de aplicar el conocimiento científico, no la ciencia en sí. Dentro de la famosa I+D+I, reivindico la investigación pura.

PD: para todo interesado en la obra y pensamiento de Pessoa (así como sus diversos heterónimos), recomiendo el magnífico blog/repositorio Ensayo Pessoa.

0 Comments: