Juguetes

Tengo un juguete nuevo
envuelto en papel y cinta punto
de lectura. Me lo han dado
susurrando: ábrelo y mira.

Hay muchos cuentos:
Alicia,
Peter Pan,
los enanitos,
el lobo,
la princesa. Muchas,
muchas princesas.
(Por fin he descubierto dónde estaban)

Una iba en camisón
y zapatillas rojas,
otra envuelta en armiño
con los pies descalzos,
una de azul y blanco,
él, de regios harapos,
botas de siete leguas
y sangre en los zapatos.

Bajo siete colchones se desvela
el delicado germen de un imperio,
teje valor el sastre,
oro el duende sin nombre,
sueños para cien años.
Un niño se ríe del emperador desnudo
y todas las madrastras se contemplan
como Dorian Gray ante el espejo,
pesa el plomo al corazón de los soldados,
calla el ruiseñor y la cigarra
languidece al pie del hormiguero...

La justicia es arrojar lobos al río
y brujas al fuego.






Este poema es el resultado de otro inconcluso que publiqué hace casi dos años en el abandonadísimo wiki de poesía colaborativa -proyecto que sigue abierto al público pero apenas he tocado- y cuya terminación había quedado como una espinita pendiente que me pareció apropiado sacar en estas fechas. La tercera estrofa casi al completo es cortesía de Msnice con algún leve retoque de servidora.

A diferencia del resto de la bitácora, el poema se publica bajo licencia Creative Commons Atribución-Compartir igual y están invitados a modificarlo como gusten.

1 Comment:

Julio said...

¡Jelou! Feliz año -ahora que estoy con insomnio, aprovecho jajaja-. Bonita inciativa la de dejar que siga evolucionando el poema, a mi casi todo lo que hable de literatura me gusta, ¡este está chulo! ^_^ ¡Un besote!