Hábitos de lectura

Llego vía Discreto Lector al interesantísimo Informe de hábitos de lectura y compra de libros 2009 de la Federación de Gremios de Editores de España.

Juan Mata centra su análisis en los datos de lectura por edades, desmintiendo el tópico de que los jóvenes no leen y que, por contra, son los adultos quienes deberían preocuparnos, con unos índices de lectura que disminuyen escandalosamente con la edad. Me sumo a su recomendación de ver el informe completo que pueden descargar en el enlace.

Actualización 21:12. He subido la presentación para quien prefiera verla directamente en la web.

Habitos de Lectura y Compra de Libros_2009

Algunas cosas que me han llamado la atención:

  • El informe no sólo abarca la lectura y compra de libros, sino que se detiene en otros tipo de lecturas como los periódicos, cómics, revistas y las realizadas en internet.

  • Teniendo en cuenta todos estos soportes, cerca del 20% de los encuestados no lee absolutamente nada, nunca. Vamos, ni la etiqueta del champú.

  • Si la prensa está muerta, ya están tardando los libros en morirse también, porque es el el formato que se lleva el premio gordo con un 75,8% de lectores.

  • La excusa favorita del personal para no leer es la falta de tiempo. Los estudiantes y gente con estudios primarios, por contra, no tienen complejos, no leen porque no les gusta y santas pascuas.

  • El estudio asocia, erróneamente en mi opinión, este dato a la dispersión del tiempo de ocio, que prefiere utilizarse para otras cosas. Sin embargo los datos dicen que los lectores dedican más tiempo a todo tipo de actividades lúdicas que los no lectores. Es decir, quién lee más también oye más música, va más al cine o el teatro, navega por internet y juega más a los videojuegos, más de todo excepto ver la televisión.

  • Hay una relación directa clarísima entre hábitos de lectura y nivel de estudios/tamaño de la población.

  • Es ya cultura popular que las mujeres leen más, pero la diferencia no es tan espectacular como suele decirse, especialmente entre quienes tienen estudios universitarios.

  • Género, sexo y edad: asustada me he quedado pero no sorprendida. La histórica triunfa a saco. El género que menos gusta a las mujeres adultas es el terror y la fantasía/ci-fi (entre ambos suman casi el 50% de fobias) y a los hombres de todas las edades el romántico.

    Sin embargo, cuando nos vamos a los menores de 13 años obtenemos resultados mucho más homogéneos: los libros de aventuras (más a ellas), fantasía/ciencia ficción (igual porcentaje) y misterio (más a ellos) gusta a niños y niñas en números muy similares. Los niños leen más cómics y a las niñas -toma del frasco Carrasco- les gustan más los libros de terror (y rezo para que no hayan respondido eso pensando en la Meyer).

    Miren las variaciones temáticas por sexo y edad y la proporción en que se producen en unas y otros:

      Aventura: Niñas 78,1% < 25,3% | Niños 68% < 31,5%
      Intriga/Misterio: Niñas 19,3% < 32,6% | Niños 23,9% < 25%
      Fantasía/ci-fi: Niñas 25,8% < 13,5% | Niños 25,8% < 24,4%
      Terror: Niñas 13,3% < 3% | Niños 4,6% < 6,5%
      Romántica: Niñas 7,9% < 25,8% | Niños 0 < 2,4%

      Histórica: Niñas 6,9% < 40,1% | Niños 5,1% < 44,2%


    Ahora, háganme el favor, que alguien me explique si esto es una cuestión generacional provocada por Harry Potter o qué clase de invasión de los ultracuerpos sufren las niñas al crecer.

Acabo con un par de vídeos sobre jóvenes y lectura de la mano de José Mota y Vaya Semanita, yo no he parado de reír:



Collejeros "Adictos al libro"



Jonan de baraka: el vicio de leer


2 Comments:

planseldon said...

Hum... se lee poco y se compran muchos libros. Da nauseas pasar por la sección de librería del Corte Inglés y ver esas montañas de novedades -y no hablo de uno o dos betselleres, sino de decenas de ellos-. Es mejor no pensar en el negocio editorial-cultural y dedicarse a leer lo que nos gusta -y lo que nos dejan-.

Afortunadamente gracias a internet y a los e-book, cada vez dependemos menos del emporio editorial, y puede uno conseguir libros descatalogados sin tener que patearse todas las librerías de viejo ni gastarse un pastón en ediciones descatalogadas.

Que les den -a las editoriales-.

Farándula said...

Si es verdad que se compran muchos libros para lo poco que se lee. Serán para calzar la mesa o algo.

También me pareció muy llamativo que, según el estudio, hay una media de 202 libros por hogar... vamos hombre, so mentirosos, será contando los prospectos de las medicinas. A los hogares poco lectores le asignan 76 libros y ahí ya casi me meo de la risa. Yo lo pasé realmente mal para encontrar un mueble que sirviera para la tele y cantidades ingentes de libro porque lo que se estila para el salón es: soporte para la tele, huecos para las consolas, dvd, etc... un par de armaritos, dos cajones y dos estantes mal contados para poner figuritas. Eso sin duda refleja la costumbre de tener un montón de libros, jur jur.

Por mi parte compro poco porque en su momento compré demasiado, casi todo en librerías de segunda mano. Tengo muchísimos libros en casa que acabar antes de ir por otros. Y para algo están las bibliotecas. Los e-book los leeré cuando pueda pagarme un lector de tinta-e porque en pantalla me supera.