viernes, 23 de noviembre de 2007

Impertinencias


Los reyes son los padres, susurraron

esperando la catástrofe. Qué sosiego

sentí oyendo confirmarse mis sospechas.

Me dio un poco de pena, aún conservaba

un resquicio de fe ciega a lo evidente.


Los reyes son los padres, admitámoslo.

Aristocracia trivial,

síndrome de abstinencia filosófica,

infancia moral, clan trascendente,

vasallaje del espíritu.


No hay consuelo.


Cae la fe y el hombre permanece,

la ciencia nos ignora, el mundo gira

sin nuestro permiso. Prometeos,

intrépidas Pandoras, atrapados

entre supersticiones ancestrales

y sofisticada nomenclatura.

Festín de cuervos. (y cuervos, amigo,

somos todos)


Creer no cambia el mundo, lo detiene

por una mentira que, muy en el fondo,

ya sabemos.



2 comentarios:

Son Poemas dijo...

Me gustó.

Gracias.

Son Poemas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.