miércoles, 30 de abril de 2008

Rapsodas en el barrio: ¿poetas del siglo XXI?

Hace ya algunos meses la Fundación Tomillo con la financiación de Coca-Cola1 (cosas de la imagen corporativa) apadrinó un proyecto musical denominado Rapsodas en el Barrio, consistente en la adaptación al rap de poemas clásicos por un grupo de jóvenes del barrio madrileño de Orcasitas.
El resultado fue un disco del que se distribuyeron algunas copias promocionales y que, ansiosa por escuchar cómo sonaban estos modernos juglares, me apresuré a solicitar.
Los poemas originales utilizados, algunos prácticamente por la vía del copia-pega2, fueron los siguientes:

  1. Sírvela, no te canses... Juan Ruiz, Arcipreste de Hita
  2. Ande yo caliente y ríase la gente. Luis de Góngora
  3. Don Juan Tenorio (fragmentos). José Zorrilla
  4. Propiedades que tiene el dinero. Juan Ruiz. Arcipreste de Hita
  5. Poderoso caballero es Don Dinero. Francisco de Quevedo
  6. Hombres necios que acusáis. Sor Juan Inés de la Cruz
  7. El amor de los amores. Carolina Coronado
  8. Canción del pirata. José de Espronceda
  9. Soneto 121. William Shakespeare
  10. Al amor. Cristóbal de Castillejo
  11. Determinarse y luego arrepentirse. Juan de Tasis
  12. A la noche. Lope de Vega
  13. La vida es sueño (fragmentos). Calderón de la Barca
  14. Al oído. Margarita de Hickey y Pellizzoni

Aún sumándome a la ola de felicitaciones que siguieron a la iniciativa (siempre es de agradecer que se fomente y actualice la poesía), confieso que el resultado final me decepciona. Tras haber escuchado el buen tema Propiedades que tiene el dinero que colgaron en la red esperaba más y mejor. Pero se quedó en eso: un buen tema.

Adaptar no es fácil, músicos, guionistas y traductores bien lo saben. La propia naturaleza del medio elegido determina las características estéticas y conceptuales que, inevitablemente, desvirtúan el objeto original. En este sentido, pecan de excesiva fidelidad a sus fuentes, o de no elegir las más adecuadas.
Sin ser, ni mucho menos, una entendida del género, creo que los versos breves no funcionan; las letras casi interminables del rap, en continuo encabalgamiento, tienen cierto soniquete más cercano a la épica o a la letanía sagrada que a la intensa brevedad lírica. Todos los temas basados en arte menor se desinflan claramente y, especialmente llamativo, es el caso de la Canción del pirata de Espronceda:



...aún más sangrante si lo contrastamos con esta adaptación anterior del grupo Tierra Santa


Será cosa de gustos musicales, o que las comparaciones son siempre odiosas, pero no hay color. Tierra Santa eligió los versos y temas apropiados para su estilo y les dio la fuerza necesaria.
Sólo me han gustado aquellas composiciones en las que, teniendo el valor de modificar, cortar y añadir lo que haga falta, sin tanta majadería de pedir perdón por "algunas pequeñas licencias" (ya me gustaría a mí ver a la Disney haciendo lo mismo), los intérpretes se dejan ver. Aportan un estilo propio y la diferencia se nota.

La cultura hip-hop es para mí un mundo aún por descubrir; he ido desarrollando un interés creciente a raíz del papel predominante que se le empieza a otorgar en las sociedades modernas: nuevo cauce de creación poética y embajador urbano de la literatura oral.
Por otra parte sostengo una lucha interior entre mi interés, llamémosle profesional, por el hip-hop, y mi profunda aversión a uno de sus pilares temáticos: el barrio, entendido como hogar y tribu, donde el prestigio social se mide por lo peligroso y gallito que eres y cuya panacea vital es pasta y más pasta, coches, mujeres y fama (tras 15 años viviendo en barriadas, acabas por admitir la veracidad de ciertos tópicos)

El grupo sevillano SFDK refleja este conflicto con mucho humor en la introducción de su disco SFDK 2005:



Pero, claro, cuando escuchas al rapero de turno largando lindezas como:

Tu, tu, tu, tu eres zorra como todas las demás
Pues solo buscas pollas gordas para poder follar
En un lujoso hotel o en la guantera de algún coche
En plena luz del día o preferiblemente en plena noche


Las niñas de hoy en día son todas unas guarras
Porta

¿Quién resiste la tentación de reclamar la intervención inmediata de los GEOs? Porque este muchachito tan majo también dice que es poeta3 (viendo la que se le venía encima, no le quedó otra que rectificar)

Pero aún hay esperanza, en medio de tanta batalla de egos, insultos predefinidos, misoginia, xenofobia tribal, violencia y pajas mentales a ritmo telefónico, sobreviven reductos como este:

[...]Soy del norte, del sur, del oeste, del este
Una viajera sin paradero, sin nombre, sin carné
Una Ulises sin Tierra Prometida
He creado mi propia Odisea moderna, nene
Sé hacer el camino al andar, caminante
Por eso no tengo bandera representante
Da lo mismo mi nombre, lo importante es lo que siento
Valorar al hombre por la calidad de su trabajo
Y es que el mundo es tan grande y uno tan pequeño
Solo me dirijo por la Rosa de los Vientos.[...]

La rosa de los vientos
Makiza

No todo está perdido.

¿Poetas del siglo XXI? Quien sabe. Tal vez, el día menos pensado, los encontremos en los manuales de literatura, junto a Sabina, Neil Gaiman, Orson Wells y otras tantas formas de expresión arraigadas en el discurso que, con honrosas excepciones, viven hoy fuera del estrecho margen visual de nuestros planes universitarios.



1 Enlace a la página principal, no se puede vincular con la noticia concreta, para verla pincha en Corporativa/Proyectos sociales.

2 Resulta llamativo el hecho de que, tratándose de un proyecto social sin ánimo de lucro, que habla de compartir y comunicar, que no habría existido sin la copia de nuestro legado literario en dominio público, se hayan reservado todos los derechos sobre la obra y no permitan su descarga en myspace.

3 En lo que a mí respecta, Porta queda parcialmente perdonado por dos cosas: este tema y este otro

lunes, 14 de abril de 2008

Poemas para un minuto

A principios de este año la Editorial Hipálage convocó su II premio nacional de poesía consistente en un primer premio en metálico más la publicación de una selección de todos los poemas participantes.

Hoy se ha producido el fallo del jurado y, aunque mi poema no resultó ganador (el premio fue otorgado al Soneto a la música de Antonio García Muñoz, que aún no he podido leer) sí va a ser incluido en la antología. Teniendo en cuenta que se eligieron 248 poemas de un total de 482 participantes lo considero un resultado positivo.

Para los interesados en adquirir el libro (conste que no recibo ningún beneficio económico por ello) en breve estará disponible en la misma web de la editorial y sus librerías asociadas.

Poemas de la antología en internet (actualizado 31/07/08)

  1. La vida te da un golpe. Paupablo
  2. Entremés. Farándula
  3. Un poema de verdad. Ivan Olmedo
  4. (Título desconocido) Fátima Fernández Mendez
  5. Batalla. Mª del Carmen Camacho
  6. El beso. Munlight Doll
  7. Frágil. Isabel del Río Sanz
  8. El café de madrugada. Ecuacióndeonda
  9. Amén. Lanobil
  10. Barco en llamas. Juan José Tena
  11. ¿Crees en los dirigentes?. Canovaca López
  12. Título desconocido. Oscuro silencio (Kiwytah en fotolog)


Nota: Si tu poema es uno de los seleccionados, por favor, deja un comentario con título, autor y, de estar en la red, url del enlace para incluirlo en el listado. Si alguno de los poemas mencionados no está en la antología, házmelo saber. Gracias

Sobre la plantilla de este blog

Actualizado 23/11/2008

Desde que comencé este blog hace dos años he realizado muchos cambios (a mejor espero) que no habrían sido posibles sin la inestimable ayuda del amigo google y todos aquellos que se dedican a publicar guías, servicios y consejos en la web. Aquí queda un reconocimiento a todos ellos:

  • Blog: Aunque cada día intento que se note menos, este es un blog de blogger...


    ...con mi propio nombre de domino comprado vía godaddy.

    Me he planteado varias veces pasarme a wordpress, de mucha mejor estética y amplia variedad de plugins para casi cualquier cosa, pero plantea ciertos inconvenientes:

    1- Requiere servidor propio y, probablemente, conocimientos más avanzados de los que tengo

    2- Es raro el usuario de wordpress que no publica de vez en cuando una entrada quejándose amargamente de las dificultades que entraña su administración o el desastre que se monta cada vez que realiza una de sus constantes actualizaciones.

    De momento no me pienso complicar la vida, me quedo con el blogging para megatorpes.

  • Plantilla: Se trata de la plantilla Harbor, adaptada a tres columnas por Webtalks y ligeramente modificada por mí.

  • Etiquetas: El código para visualizar las etiquetas en forma de nube lo obtuve en Blog and Web

  • Entradas recientes y anteriores:

    Sustituir el texto por imágenes en Oloblogger.

    Mostrar una lista de títulos desplegables en El escaparate de Rosa; aquí cómo incluir el pie.

  • Búsqueda: Uso el motor de búsqueda personalizado de google.
  • HTML: Antes de empezar este blog no tenía ni idea de HTML (ahora tampoco es que tenga mucha, pero algo es algo). Aunque no puedo hacer gran cosa, resulta de mucha ayuda para resolver problemas y mejorar el aspecto de los posts. Curiosamente comencé a aprenderlo para poder personalizar mi estantería de bookcrossing en la mini-guía HTML para estanterías de Akuma. Para profundizar un poco más utilicé el tutorial de Vagabundia

  • Imágenes: Nada extraño. Picassa para logos, escaneos y capturas. Flickr para fotos personales. Edito las imágenes con el paint (soy así de cutre y me basta) porque el Gimp no hay dios que lo entienda.

  • Imagen de perfil y favicon: La caricatura que uso como avatar y favicon es cortesía de faceyourmanga. Descubrí qué era eso del favicon vía Mangas Verdes y transformé la imagen con FavIcon from Pics.

  • Archivos: Utilizo box para alojar los archivos pese a su límite de 1 giga, de momento me vales. Antes tenía un widget en flash muy majo en la barra lateral pero ralentizaba muchísimo la carga. Me estoy planteando pasarme a Scribd para los documentos.

  • Audio: Grabo los poemas usando Audacity. Los archivos, tras pasar por snapdrive y esnips, finalmente los voy a alojar en fileden que, pese a su molestísima publicidad, tiene la ventaja de permitir un link directo al archivo. Gracias a esto puedo al fin incrustar el reproductor dewplayer de alsacréations: sencillo, bonito y sin publicidad.

  • Estadísticas: Utilizo Google Analytics y Google Webmaster Tools. Sé donde vives, cuando entras y qué escribes en el buscador (pervertidillos...)

  • El geek de mi novio fue el encargado de ocultar la antiestética navbar de blogger, comprar el dominio y enseñarme múltiples utilidades y herramientas en internet. Como siempre se queja de que no le agradezco nada, pues eso: Gracias Carlos.

lunes, 7 de abril de 2008

Razones para no escribir nunca un poema

Nota: El siguiente texto contiene imágenes asociadas a determinadas palabras marcadas con este símbolo . Al pasar el ratón por encima se abrirá una previsualización de las mismas.
Las imágenes son propiedad de sus respectivos autores, para acceder a la fuente original hacer click en ellas.


Quien no escriba jamás una poesía

(ni para esa golondrina que, a suspiros,

detonaba quebonitos por el aula)

ignora que fortuna ha derrochado.


No intuir cómo te miran

(¿poemas?, sí, claro… angelito)

esparcir posos mentales,

beber fallos, aguantar

amigos intelectuales.


Sin dar a luz flores de almendro

ni cotizar contra difuntos exquisitos,

comerse sus laureles y exclamar:

-¡menuda mierda!, ¿este es famoso?

¿y cómo me dijiste que se llama?-

Llamar pan solo al pan y al vino, vino


Mas si de refilón siente al gusano

que regio parasita su plumaje,

piénselo bien, no sea avaricioso,

que ya es usted caudal afortunado.


Escuchar poema



Descargar

Justificando mis contradicciones

Cuando comencé este poema andaba un tanto resentida con la poesía en general y los certámenes en particular. Acababan de fallar, con retraso, sin explicaciones y de manera diferente a la indicada en las bases, un concurso en el que creía tener posibilidades. El problema no era tanto el no haber conseguido premio alguno (al fin y al cabo competía con muchos), sino el hecho de que el texto ganador me pareció tremendamente soso y manido, una ñoñería con palabras más o menos bonitas. Soy consciente de que tal vez no opino con justicia, puede deberse a una falta de calidad real o a pura e insana envidia de mujer despechada, no lo sé.
La cuestión es que decidí desahogarme con algo de humor y escribir un poemita paródico del asunto. Paralelamente busqué alguna imagen apropiada al tema y, durante mis inmersiones fotográficas, gracias a la originalidad etiquetadora reinante, encontré auténticas joyitas estéticas que le daban nuevos sentidos a lo que quería decir e hicieron replantearme la manera de abordar el texto.

Snapshots

Llevaba bastante tiempo pensando en como aplicar el poder de la imagen a un contexto con predominio de la escritura, pero aún no me había atrevido a intentarlo. Por falta de confianza en mis propias capacidades, escasez de tiempo, desgana creativa y, sobre todo, por mi profunda ignorancia respecto a las fuentes y herramientas con las que materializarlo.

Había visto ya varios blogs en los que todos los enlaces, imágenes y nombres propios abrían automáticamente una previsualización a su página de destino al pasar el ratón por encima. Primero me pareció fantástico, después algo engorroso y finalmente lo odié a muerte porque hacían imposible una lectura cómoda. Por lo visto los snapshots se habían convertido en una especie de moda o plaga (según a quien se pregunte) que, por su intrusismo, había generado bastante rechazo. Investigando un poco más comprobé que el servicio era configurable para que funcionara sólo con determinados enlaces elegidos por el usuario, así que lo adopté para mis fines y descarté todo lo demás.

Retroalimentación entre imagen y escritura

Mucho se ha hablado, en referencia al fenómeno blog e internet en general, sobre como el medio de expresión modifica, no sólo la forma resultante, sino el propio proceso creativo. Normalmente nos limitamos a escribir como toda la vida, en un papel, en el procesador de textos, o posteando directamente. Después viene buscar alguna foto curiosa, citas célebres, los enlaces pertinentes y los innecesarios, liarse a tortas con el html porque la cosa no queda como en la vista previa y poco más. Con la excepción de la instantaneidad (publicación inmediata, enlaces que dejan a un click lo que antes era una nota al pie...) en lo que a mí respecta, apenas noto diferencias con la letra impresa. Sin embargo, desde el momento en que usé imágenes, visibles sólo en la medida y orden que el lector quisiera y fusionadas con una palabra o idea concreta, la forma de escribir el poema fue, por fuerza, diferente. Ahora tenía otro concepto más con el que trabajar simultáneamente al texto y no mera ilustración de lo ya dicho.

Esto no siginifica necesariamente mejores resultados, ni siquiera mayor originalidad. Enlazar un verso con su homólogo visual es un acto de redundancia sin consecuencias estéticas notables, lo gracioso, moderno o colorido que esto sea no lo hace menos prescindible. Si ese es el único resultado obtenido, entonces esto no pasa de ser una mera frikadilla de protopoeta con delirios tecnológicos. En resumen: irrelevante

Me consta (le consta a google) que este blog tiene un muy reducido pero continuo flujo de visitantes y dos o tres sospechosos habituales, ¿cuál es vuestra opinión sobre las imágenes?: ¿resultan molestas? ¿realzan el poema o lo encubren? ¿son inapropiadas o impertinentes? ¿sabeis de otros autores en internet que ya hayan probado este sistema?. Obviamente también me gustaría saber que os parece el poema en su conjunto, dentro de su modesto objeto experimental.

Otra novedad del blog es la inclusión de un reproductor en el que se puede escuchar el poema perpetrado por su autora. He tardado en decidirme (no soy precisamente una artista de la recitación) pero, como siempre he sentido curiosidad por conocer la poesía a través de la voz de sus creadores, presupongo el mismo afán en los demás. Poco a poco subiré archivos de audio de todos los poemas y, si al final no son útiles para el lector, al menos habrán servido para crear mi itinerario sonoro particular.